lunes, 13 de febrero de 2012

AVEC PLAISIR: Mama Framboise

Probablemente seré de las únicas personas que dicen este tipo de cosas, pero mi sueño de viaje a París es simplemente para ir a comer... ¡Ya no tengo que irme tan lejos! Aquí tenemos una verdadera boulangerie francesa en pleno Alonso Martínez. 


Está decorado a la antigua, maderas gastadas, papel pintado y tonos claros, es el lugar perfecto para tener una charla de amigas o disfrutar de una reunión familiar a la hora de merendar. Yo he disfrutado tanto de meriendas como de comidas de amigas y siempre termino sorprendida con lo rico que está todo.




Voy a empezar por la comida con amigas, encontraréis una opción de menú que está muy bien de precio, pero no incluye el postre... Y aquí va:


Ensalada Cabra: Rúcula, queso de cabra, 
confitura de tomate, cebolla crujiente
 y reducción de vinagre de módena.


(mi único problema es la rúcula... difícil de comer,
pero ¡exquisito de sabor!)


Quiche Pitu: de cebolla confitada, 
pollo y queso mozzarella


(una quiche diferente y muy rica, hay que 
probarla)


Quiche J&Q: de jamón cocido 
y queso


(típica, pero rica, ¿mejor probar
 mas variedad no?)


En esta ocasión, voy a saltarme los postres para dar paso a la espectacular merienda familiar que disfruté en este lugar.  Pero voy a decir en cuanto a la comida, que está todo muy rico, se disfruta no sólo la comida, si no el ambiente tranquilo y sobre todo la compañía. Relación calidad precio merece la pena, aunque no es como para repetirlo todos los días.

Para aquellos que sean intolerantes a la lactosa o disfruten de otras variedades de leche, tienen varias opciones entre las que elegir (todo un  plus para algunos)

La merienda es un momento difícil para Mama Framboise, completamente lleno, difícil para sentarse y bastante ruidoso. En cuanto a los pros, podemos decir que el servicio es bastante rápido y atento. Disfrutamos de Té blanco de melocotón para acompañar las tartaletas que ahora váis a ver:

Tarta de Chocolate: chocolate
en sus tres texturas (mousse, 
cremoso y crujiente)


(chocolateros... ¡Preparaos!)

Plátano y Chocolate: crema namelaka de
plátano con cremoso de chocolate 
con leche y caramelo


(no fue mi favorita, eso seguro)


Tarta de limón: un clásico de 
crema de limón y merengue


(nada como las de
Embassy, pero caaasi)


Tarta de frambuesa


(como bien dicen en su carta, la tarta que les da
 nombre, y no me  extraña para 
nada. Todo un lujo)

Definitivamente, es lo perfecto para merendar. No me he arrepentido nunca de lo que he pedido aquí y ya van tres veces, creedme cuando digo que serán muchas más. Para merendar puedes salir feliz por 5-7 euros cabeza así que no dudéis en probarlo, ¡merece la pena!

Además si tenéis suerte os utilizarán como conejillos de indias para sus nuevos experimentos gastronómicos, como en mi caso fue para la pizza de chocolate...



(Os sonará su sabor...¡Roscón de Reyes 
en pleno febrero!) 

Os dejo su página web para que podáis investigar, ¡Espero que lo disfrutéis!

1 comentario:

  1. Cada día me gusta mas lo que cuentas y como lo cuentas. Bss. MARIO

    ResponderEliminar